Seleccionar página

En los últimos años, el crecimiento de la industria logística de España ha aumentado significativamente. Sin embargo, este tipo de prosperidad debe tener una responsabilidad social, donde la logística sostenible juega un papel, si queremos asegurar la supervivencia del sector y en el planeta, debe ser una obligación.

Si bien han comenzado a surgir alternativas, aún estamos muy lejos del transporte sustentable, en este ámbito es necesario invertir en innovación para lograr nuestras metas. Según los últimos datos de la Agencia Europea de Medio Ambiente, las actividades logísticas suponen el 25% de las emisiones de dióxido de carbono de España.

Un dato preocupante es que si sabemos que estas emisiones han duplicado los datos desde 1990. En países como Alemania, las emisiones de gases aumentaron solo un 5%, mientras que en Suecia disminuyeron un 1,6%. Conociendo estos datos, no es de extrañar que ciudades como Madrid o Barcelona deban iniciar acuerdos de contaminación para mantener la calidad del aire. Reducir la contaminación es responsabilidad de todos, pero la logística sostenible (ayudar a reducir las emisiones en lugar de aumentarlas) es la clave para el futuro del medio ambiente.

¿QUÉ ES LA LOGÍSTICA SOSTENIBLE?

La logística sostenible tiene como objetivo reducir el impacto ecológico de las actividades logísticas, como las emisiones de dióxido de carbono, la contaminación acústica o los accidentes. La innovación se esfuerza por lograr un equilibrio perfecto entre el crecimiento económico mientras se mantiene la salud ambiental y social. Un compromiso importante de las empresas de logística españolas es reducir las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera, pero este compromiso no se refleja en los datos publicados por Europa, por lo que debemos hacer más para lograr este objetivo. En el «Acuerdo de París», casi 200 países se comprometieron a lograr un transporte de mercancías con bajas emisiones de carbono para 2050, pero aún queda un largo camino por recorrer donde las nuevas tecnologías y políticas juegan un papel muy importante.

ALTERNATIVAS SOSTENIBLES PARA EL TRANSPORTE

Vehículos alternativos para el reparto: aunque las regulaciones de tráfico urbano en algunas ciudades tienen restricciones estrictas sobre el uso de vehículos ineficientes para actividades logísticas, esto no es suficiente. Existen nuevas alternativas menos contaminantes para el aire y entrega de paquetes: Cargobikes, triciclos, scooters eléctricos y furgonetas híbridas o eléctricas, que pueden ser la clave de la logística del futuro.

Microhubs: pequeños Hubs céntricos donde los operadores puedan descargar su mercancía y desde ese punto realizar una distribución sostenible.

Utilizar un software que calcule la carga y la huella de carbono: Para saber cuánto daño le causamos a nuestro aire, solo necesitamos saber cuánta contaminación causan nuestras actividades comerciales, este es el primer paso hacia la sostenibilidad. Los datos proporcionados por los cálculos de la huella de carbono pueden ayudar a la toma de decisiones y ayudarán a optimizar las rutas de transporte y las cargas, aumentando así la eficiencia y la sostenibilidad.

La sostenibilidad del almacén: se requiere energía para la ventilación y calefacción del almacén. Para mejorar su impacto ecológico, las empresas de logística deben confiar en las energías renovables. Techo generoso y espacio abierto, de lo contrario no se utilizará, también puede promover activamente el desarrollo sostenible del negocio instalando paneles solares allí. Si fuera almacén pequeña, cambiar a luces LED. De esta forma, las empresas de logística se convierten en productores de energía respetuosos con el medio ambiente.

Transporte combinado: El hecho de que se combinen dos o más métodos de transporte para transportar mercancías desde el origen hasta el destino puede ser más sostenible. Sobre todo si la mercancía no necesita ser transportada rápidamente (porque en el caso de los barcos, aunque el precio es más competitivo y la contaminación es menor, el viaje es más largo), entonces se transporta la mercancía desde el origen al puerto, el camión la pone en el barco y El proceso de permanecer en el puerto de destino generará muchas menos emisiones de dióxido de carbono que todo el viaje en camión.

Apoyar la filosofía de la logística verde: esta filosofía se basa en la estrategia de transformar los sistemas y procesos logísticos en más amigables con el medio ambiente a través de la innovación. El objetivo principal de la logística verde es mejorar la eficiencia del transporte y reducir los gastos al tiempo que tiene el menor impacto en el medio ambiente.

Pero lo más importante, es concienciar de esta apuesta a nuestros empleados y transportistas, deben creer en lo que se esta haciendo. Por ello, hablar e informarles sobre el cambio climático y como afecta positivamente realizar una distribución sostenible, hará que se impliquen al 100% La entrega de paquetes es un área indispensable para todos, pero al mismo tiempo, también genera mucha contaminación. Por lo tanto, estas industrias han comenzado a cambiar la forma en que operan. Desde la recepción del producto hasta que el cliente recibe el producto en todas las etapas, es importante considerar y prestar atención a cada detalle para no dañar el medio ambiente. Para las empresas, los beneficios económicos ya no son los más importantes, la contaminación debe convertirse en una de las principales tareas de toda empresa. Así lo consideramos en RODANDO ECOMENSAJERÍA, es por ello que nuestra apuesta es clara, LOGÍSTICA SOSTENIBLE, ¿Te apuntas al cambio?