Seleccionar página

Al comprar productos en línea, el transporte implica múltiples etapas. Por tanto, desde el momento en que se recoge del almacén hasta que llega al cliente final, debe pasar por muchos procesos y rutas, por lo que debe actuar con rapidez. El tiempo de entrega de los productos es cada vez más corto, y los clientes tienen requisitos cada vez más altos de cumplimiento. Todo ello hace que el trabajo logístico de la empresa sea perfecto en investigación y optimización. Para ser precisos, la parte más crítica se llama «última milla«. El último proceso vuelve locos a los proveedores de logística y propietarios de e-commerce.

Para las sociedades y empresas que viven y operan principalmente en las grandes ciudades, la logística de «última milla» es sin duda un serio desafío. Su relevancia es el resultado de una influencia cada vez más importante en:

Sostenibilidad medioambiental: Aproximadamente el 25% de las emisiones de gases contaminantes proceden del transporte de mercancías El deterioro de la calidad del aire dañará la salud de más del 80% de la población española que vive en zonas urbanas.

Congestión del tráfico urbano: el 20% del tráfico urbano es provocado por el transporte de mercancías, por ejemplo, un conductor en Madrid se detiene por tráfico una media de 2 días al año. La eficiencia logística y los costos asociados con el transporte y distribución de mercancías han reducido los márgenes de utilidad de muchas empresas del sector del transporte a niveles marginales.

¿Qué es la útima milla?

La «última milla» es el paso de entrega final para que un cliente realice un pedido en una tienda en línea. El último proceso en toda la cadena de distribución. Esto es solo unos pocos kilómetros desde el último punto de distribución (centro de distribución, tienda o almacén) hasta la dirección de entrega. Este puede considerarse como el paso más importante en toda la cadena logística del comercio electrónico. El cliente no solo espera que su pedido llegue a tiempo, sino que también espera que llegue en las mejores condiciones (el embalaje de su pedido no este dañado, aplastado o sucio). Desafortunadamente, este es actualmente el proceso más problemático para los propietarios de comercio electrónico y las propias empresas de logística.

Es por ello que la comunicación y gestión de toda la información entre comercio electrónico, operadores logísticos y clientes es fundamental. Debe trabajar en estrecha colaboración con el operador logístico para entregar de la mejor manera. Cuando se trata de resolver un incidente (que definitivamente sucederá), ejecútelo de la manera más eficiente, creando el menor impacto medioambiental, que se puede realizar y de la forma más rápida posible.

Problemas que se encuentran en la última milla

Plazo de entrega: Normalmente, el plazo de entrega para particulares suele ser muy limitado. Solo por la mañana, solo por la tarde. El tiempo de entrega es muy limitado, lo que puede ocasionar problemas de entrega a particulares. La entrega de la última milla falló por falta de destinatarios, es común que cuando la entrega llega a casa, no tengan residentes, lo que significa que la entrega falló o no hubo entrega. Además de las emisiones innecesarias de CO 2 al medio ambiente,

Pequeños envíos: Los destinatarios del comercio electrónico son principalmente particulares. Esto hace que la cantidad y el peso del envío sean inferiores a los de la empresa.

Zonas urbanas: la mayoría de las entregas se realizan en zonas urbanas. Esto conducirá a la congestión del tráfico y cada vez menos áreas de carga y descarga. Todo esto dificulta el trabajo del personal de reparto y, por tanto, retrasa el pedido.

Tiempo de entrega corto: cualquier persona que compre en línea desea realizar un pedido lo antes posible. Los repartidores serán los peores en este punto, no podrán perder ni un minuto, y en ocasiones esto se complica por factores externos como el tráfico urbano que mencionamos anteriormente.

Alto costo de transporte: el costo de transporte de la última milla suele ser el más alto. Cuando el pedido no se pueda entregar en el primer intento y el pedido deba devolverse al almacén, la eficiencia también disminuirá.

Empresa de transporte: Esto parece increíble, pero hoy en día todavía encontramos algunas empresas de mensajería, porque tienen que subir o no tienen clientes en el proceso de entrega, por lo que no pueden entregar a particulares.

La proporción de mercancías enviadas a particulares es muy alta: como mencionamos anteriormente, las mercancías enviadas a particulares causan más problemas que las enviadas a empresas. No existe tal cosa en el proceso de entrega, el tiempo perdido en volver a casa, etc.

Vehículos pequeños: Dado que los vehículos grandes de último kilómetro no suelen utilizarse, esto significa que el personal de reparto debe realizar más desplazamientos desde el almacén hasta el destino. En algunas áreas, cada último kilómetro de transporte genera una mayor contaminación. Para algunas regiones, la cantidad de bienes es demasiado pequeña para generar un plan de ruta rentable y eficaz. Por tanto, la mayoría de las entregas de última milla se realizan en vehículos pequeños, lo que significa que la huella de carbono por kilogramo es mayor que la de los vehículos grandes.

Algunas soluciones aplicables a la última milla

Optimice las rutas de entrega: diseñe y planifique las rutas de entrega diarias con anticipación. Para ello, puede resultar útil utilizar un software dedicado. De esta forma evitaremos calles cerradas, atascos, y además podremos destinar más pedidos en menos viajes.

Use vehículos más livianos: aunque los vehículos más pequeños significan menos carga de pedidos, el uso de vehículos más livianos nos permite movernos de manera más flexible en la ciudad. La tendencia es utilizar vehículos eléctricos o híbridos, más eficientes y respetuosos con el medio ambiente, pero debe darse oportunidad a Cargobikes y Triciclos, mucho más efectivo y nada contaminante para zonas céntricas.

Otros puntos de conveniencia: «Click and Collect» es un sistema de entrega que puede proporcionar a los clientes puntos de recolección en tiendas físicas o puntos de conveniencia (que pueden ser taquillas electrónicas).

Aplicaciones y equipos especiales para el personal de entrega: Gracias a las aplicaciones y equipos especiales para el personal de entrega, este puede confirmar su estado de entrega en tiempo real y gestionar las incidencias en el menor tiempo posible. Además, muchas empresas de logística ya utilizan este tipo de dispositivos con firmas electrónicas, lo que facilita el trabajo del personal de reparto.

Entrega nocturna: Si por alguna razón no contamos con vehículos más livianos y debemos usar camiones grandes para la entrega, podemos entregar por la noche. De esta forma, el caudal será realmente nulo y habrá más facilidades para la carga y descarga.

Hubs urbanos: Disponer de almacenes pequeños y ligeros en los centros urbanos para una mejor distribución local

Proveedor logístico externo: Distribuidor de mercancía especializado en la última milla

Entregas en Transporte público: Reparto a través de la línea de metro y tren nacional, como así también autobuses, esto se ve reflejado en Alemania por ejemplo, que ya se utiliza.

Conclusión

Teniendo en cuenta todos los problemas que puede traer la última milla, elegir un proveedor logístico eficiente será la clave para mejorar la satisfacción del cliente. Los mejores proveedores de logística pueden hacer frente a todos los desafíos y resolver eficazmente los posibles problemas. También podrán proporcionar a los clientes todas las comodidades para que puedan conocer el estado de sus pedidos en cualquier momento, conocer el horario de entrega, saber si sus pedidos han salido del almacén, etc. Sea siempre transparente con los clientes para que los clientes siempre conozcan el estado de los pedidos.

Y si eres un operador logístico que quiere externalizar este “dolor de cabeza”, como es la última milla, hay empresas como RODANDO ECOMENSAJERÍA, que brindan soluciones eficaces para ayudarte, con el valor añadido de realizar la distribución capilar de forma sostenible.